Todos hemos pecado

0
234

Sorprendentemente, algunos desafían la idea de la pecaminosidad humana, argumentando que la gente es básicamente buena. No obstante, el problema radica en la falta de comprensión de lo que es la verdadera bondad. La gente puede compararse con los demás y sentirse bien consigo misma.

Play
Compartir
Artículo anteriorEl poder de Dios
Artículo siguienteAnte el Anciano de días

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here