Protección divina

0
235

El domingo 16 de octubre de 2011 era un típico día soleado caribeño. Mi esposo, director de la escuela adventista St. Thomas/St. John, salió de casa como a las siete de la mañana para ayudar a los estudiantes del último año a instalar unas carpas para vender comida. El trayecto desde casa hasta la escuela suele durar unos seis minutos.

Play
Compartir
Artículo anteriorPeriódico cerrado
Artículo siguiente¿Qué es para ti el dinero?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here