Ante el Anciano de días

0
163

Así se presentó a la visión del profeta el día grande y solemne en que los caracteres y vidas de los hombres habrán de ser revistados ante el Juez de toda la tierra, y en que a todos los hombres se les dará «conforme a sus obras». El Anciano de días es Dios, el Padre.

Play
Compartir
Artículo anteriorTodos hemos pecado
Artículo siguientePeriódico cerrado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here