Paciencia con el pan tibio

0
35

Una suave brisa mecía las hojas que caían lánguidamente desde el balcón. Orquídeas de cada tono caían elegantemente de ramas curvas. Aves de plumajes coloridos cantaban yjugaban a las escondidas en los árboles. Melissa estaba tan ocupada conociendo sus alrededores, que casi había olvidado comer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here