La belleza de la naturaleza

0
188

Al sentarme a escribir, me siento agradecida por las bendiciones de la semana pasada y por el amor interminable, la misericordia y la gracia de Dios. Estoy agradecida por despertarme cada día con los rayos del sol entrando por la ventana de la casa de mis padres, ubicada en la cima de una colina. También por la vista desde la ventana de mi dormitorio de la espesa vegetación de nuestra casa en el Caribe.

Play
Compartir
Artículo anteriorJugo para estar alerta
Artículo siguienteAndar en el Espíritu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here