El evangelio llega a los gentiles

0
70

La persecución que estalló en Jerusalén después de la muerte de Esteban causó que una cantidad de creyentes judíos huyeran trescientos kilómetros al norte, a Antioquía. Como capital de la provincia romana de Siria, Antioquía era la tercera ciudad en importancia, después de Roma y Alejandría.

Compartir
Artículo anteriorSaulo en Damasco
Artículo siguienteConflicto dentro de la iglesia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here